Ensayo: Una ruta para fomentar el desarrollo Económico

  • El breve ensayo analiza qué se entiende por desarrollo económico y cuáles son los principales obstáculos para obtenerlo ante los conocimientos y los recursos que tenemos a nuestra disposición.
  • El ensayo subraya que Puerto Rico ha tenido muchos planes de desarrollo económico, pero que ninguno se ha implementado de manera continua en todas las administraciones de gobierno.
  • El análisis también enfatiza cómo las reformas estructurales del Plan Fiscal pueden servir como base para una estrategia de desarrollo económico a largo plazo.

Puerto Rico tiene una oportunidad única para tomar el control de su futuro mediante la implementación de amplias reformas económicas estructurales. Economistas han enfatizado por décadas que los problemas económicos de Puerto Rico son de una naturaleza estructural. Después de los huracanes, los terremotos y la pandemia de COVID-19, la prioridad debe ser cambiar la trayectoria de la economía de Puerto Rico y brindar a su gente un futuro más próspero. Es esencial eliminar las barreras al desarrollo económico.

¿Qué es el desarrollo económico y cómo podemos lograrlo?

En el reciente debate público, muchos han estado usando el término desarrollo económico de manera bastante flexible. Dar prioridad al desarrollo económico significa cosas muy diferentes para diferentes personas, al igual que el papel de la Junta de Supervisión en el desarrollo económico. PROMESA no le ha dado a la Junta de Supervisión las herramientas para implementar un plan de desarrollo económico. No obstante, el Plan Fiscal Certificado, bajo el mandato de PROMESA, define reformas necesarias para fomentar el desarrollo económico sostenible.

Quizás algo que debemos tener presente, y sobre lo cual debamos hacer una distinción, es el hecho de que el desarrollo económico es mucho más que el crecimiento económico. Ciertamente, esta no es una distinción nueva, pero sigue siendo importante. El crecimiento económico es un concepto cuantitativo y simplemente significa que Puerto Rico produce más bienes y servicios cada año. Los economistas generalmente están de acuerdo en que simplemente producir más no necesariamente significa que las personas vivan realmente mejor.

El desarrollo económico es un concepto mucho más cualitativo, caracterizado por una economía que: 

  • Crece de una manera que mejore el nivel de vida, la salud y la educación,
  • Crece de una manera que reduzca niveles altos de desigualdad de ingresos,
  • Está suficientemente diversificada y dinámica en lugar de depender de un sector en particular, como la manufactura o el turismo, o demasiado vulnerable a factores externos a la economía,
  • Está en un camino sostenible de aumentos constantes en la productividad.

La Junta de Supervisión Fiscal ha comisionado dos informes a la empresa puertorriqueña Estudios Técnicos, Inc., sobre dos temas críticos para el desarrollo económico. El primer informe trata de una evaluación del estado actual de las estadísticas económicas disponibles en la Isla, junto a recomendaciones específicas sobre cómo mejorarlas. Sin datos económicos confiables, desarrollar estrategias a largo plazo es aún más complejo. El segundo informe trata de una bibliografía de los numerosos estudios y planes de desarrollo económico que se han presentado para Puerto Rico.

Informes comisionados

“The Study of Economic Development in Puerto Rico”

“Economic Macrodata of Puerto Rico”

Como señala el informe, todas las administraciones, desde la del exgobernador Rafael Hernández Colon, han producido un informe o plan económico para desarrollar la economía. Esto en adición a los estudios y planes que ha desarrollado la academia y el sector privado. Hay muchos temas recurrentes: la importancia de reducir la pobreza; fortalecer la educación pública; el potencial del cooperativismo; el énfasis en promover la innovación; y el rol de la agricultura en nuestro futuro, lo que cobra mayor importancia en el contexto de la seguridad alimentaria, por mencionar solo algunos. En otras palabras, no hay una escasez de estudios que documenten qué se debe hacer para fomentar el desarrollo económico en Puerto Rico. El problema es claramente de ejecución y continuidad en la implementación entre las administraciones cada cuatro años. Urge reflexionar qué instituciones o procesos podrían asegurar no solo la ejecución de iniciativas de desarrollo económico, sino además su continuidad a través de cambios en administraciones políticas.

PROMESA otorga a la Junta de Supervisión el mandato de lograr la responsabilidad fiscal con reformas favorables al crecimiento y renovar el acceso a los mercados de capitales. Es el gobierno elegido el que puede y debe defender e implementar las reformas descritas en el Plan Fiscal Certificado. Esas reformas son necesarias para sentar las bases del desarrollo económico sostenible.

Sin embargo, ha habido cierta confusión con respecto a lo que la Junta de Supervisión considera reformas estructurales, por lo que vale la pena enfatizar lo que requiere el Plan Fiscal Certificado:

  • Reforma de capital humano y de bienestar social

    para aumentar la participación laboral y reducir la pobreza, garantizando que la fuerza laboral de Puerto Rico tenga las destrezas para los trabajos de hoy y de mañana. Puerto Rico necesita modernizar los programas de adiestramiento y desarrollo de la fuerza laboral. El gobierno también debe ser más proactivo en educar a los residentes sobre el Crédito por Trabajo (EITC, por sus siglas en inglés), un incentivo importante para que las personas busquen empleo en la economía formal. Ambas iniciativas han sido destacadas por organizaciones locales como herramientas importantes para la reducción de la pobreza infantil, en particular.

  • Reforma educativa K-12 para mejorar la calidad de la educación pública a través de la recopilación, manejo y uso sistemático de estadísticas educativas, lanzar reformas curriculares basadas en evidencia, e impulsar la participación familiar.

  • Reforma de Facilidad de Hacer Negocios para mejorar el ambiente de negocios y facilitar el establecimiento y operación de negocios en Puerto Rico. Mientras que el Informe de Facilidad para Hacer Negocios del Banco Mundial clasificó el ambiente para hacer negocios de Puerto Rico entre los 25 mejores del mundo en 2006 (22 °), la Isla se desplomó al escalafón 65 ° en 2020. Mejorar la clasificación de Puerto Rico no solo nos permite mostrar a Puerto Rico al mundo como un buen lugar para vivir e invertir, pero también implica, por ejemplo, que un joven o una joven que quiera iniciar un pequeño negocio en la Isla no se verá obstaculizado o agobiado por un proceso gubernamental demasiado burocrático y anticuado.

  • Reforma de la infraestructura para mejorar la calidad de las carreteras y la infraestructura de transporte de Puerto Rico al priorizar proyectos de impacto económico. Según el Departamento de Transportación de EE.UU., solo el 11% del pavimento de las carreteras principales y el 1% en las arterias de tráfico más pequeñas están en buenas condiciones, significativamente por debajo del promedio de EE.UU. (81%). La mala calidad de la infraestructura de transporte contribuye a la congestión y obstaculiza la facilidad para hacer negocios.
  • Reforma energética para mejorar la confiabilidad, el costo y la sostenibilidad de la electricidad en Puerto Rico. La Isla tiene un regulador energético fuerte e independiente, y la AEE llegó a un acuerdo con un operador privado para administrar la red, los cuales representan dos grandes pasos hacia la dirección correcta. Ahora, la AEE necesita concentrarse en encontrar un operador privado para sus plantas de energía para reducir el costo del combustible y fomentar la energía renovable.

Estas reformas son un comienzo necesario para el crecimiento económico a largo plazo. ¿Son suficientes para el objetivo más ambicioso del desarrollo económico sostenible? Son solo la base para el desarrollo; no son suficiente. Se necesita hacer mucho más.

Para Puerto Rico, otro elemento importante del desarrollo económico son los cuantiosos fondos federales para ayudar con la recuperación de los desastres naturales, particularmente los más de $20 mil millones en fondos CDBG-DR y CDBG-MIT. Una parte importante de estos fondos se utilizará para subvenciones y préstamos para pequeñas empresas, el desarrollo de incubadoras y aceleradoras de empresas, programas de capacitación de la fuerza laboral y programas diseñados específicamente para promover la seguridad alimentaria y para reforzar la resiliencia social y económica a través de la agricultura urbana, inversión en agricultura rural y diversificación de cultivos. Estas iniciativas tienen un potencial enorme y cualquier estrategia integral de desarrollo económico debe aprovechar los programas CDBG-DR en curso y futuras iniciativas CDBG-MIT.

El desarrollo económico es una prioridad para la Junta de Supervisión y continuaremos contribuyendo a la discusión pública sobre el futuro de Puerto Rico, con investigación e informes sobre temas de desarrollo económico. Nuestra visión para Puerto Rico surge de lo que es posible, sobre las bases de los recursos que tenemos. Sin implementar las iniciativas económicas y reformas estructurales ya contenidas en el Plan Fiscal Certificado y la voluntad para buscar y ejecutar estrategias de desarrollo económico adicionales, los desafíos que han frenado la economía persistirán y Puerto Rico perderá su ventana para restaurar las oportunidades para su gente.

Más información sobre los informes comisionados por la JSF

  • El informe consiste de una bibliografía comentada de los más significativos estudios y planes de desarrollo económico que se han publicado durante las últimas cuatro décadas.
  • La bibliografía ilustra que no hay escasez de estudios que documenten lo que se debe hacer para fomentar el desarrollo económico en Puerto Rico. El problema es claramente uno de ejecución y continuidad en la implementación en todas las administraciones gubernamentales.
  • La colección de estudios pueden servir como una hoja de ruta para las futuras administraciones gubernamentales, pero lo más importante es destacar que debemos centrarnos en la ejecución real de los planes de desarrollo, en lugar de limitarnos a su publicación.

Descárgalo aquí.

  • El informe proporciona una evaluación del estado actual de los datos económicos de Puerto Rico.
  • El estudio ofrece recomendaciones específicas para mantener datos económicos valiosos que corren el riesgo de perderse, mientras recomienda la creación de cuentas económicas adicionales que pueden desempeñar un papel útil en la formulación de políticas públicas.
  • Las recomendaciones proporcionadas se dirigen a un mayor inventario de estadísticas en sectores como el turismo y la economía del visitante, telecomunicaciones, tecnología de la información, investigación y desarrollo, ingeniería, entre otros servicios avanzados.

Descárgalo aquí.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn