DECLARACIONES DE LA DIRECTORA EJECUTIVA, NATALIE JARESKO

(San Juan, Puerto Rico, 5 de diciembre de 2018)—La Junta de Supervisión y Administración Financiera para Puerto Rico (la “Junta de Supervisión”) creada por el Congreso bajo la ley bipartita Puerto Rico Oversight, Management and Economic Stability Act (“PROMESA” o la “Ley”), hoy emitió las siguientes declaraciones:

“Como se indica en la carta al Gobernador Rosselló con fecha del 14 de noviembre del 2018, el Plan Fiscal Certificado del Gobierno de Puerto Rico requiere la eliminación del Bono de Navidad como parte de las reducciones de costos de Nómina y Costos Relacionados dirigidas a evitar medidas más drásticas. Además, el Presupuesto Certificado refleja que el Gobierno no pagaría un bono de Navidad. El Presupuesto Certificado del Gobierno requiere que el Gobierno no exceda el total presupuestado para gastos de Nómina y Costos Relacionados. Según el Gobierno procede a pagar un bono de Navidad a sus empleados este año, cada agencia tendrá que lograr el equivalente en ahorros dentro de la asignación de Nómina y Costos Relacionados para compensar por este tipo de gasto. De no cumplir con este requisito de ahorros en el renglón de gastos de Nómina y Costos Relacionados, esto podría resultar en que agencias agoten sus asignaciones de Nómina y Costos Relacionados antes de que concluya el año fiscal 2019, poniendo en riesgo la habilidad del Gobierno de cubrir la nómina de sus empleados. Continuaremos supervisando los gastos y evaluaremos si tomar cualquier acción correctiva.

Puerto Rico ha acumulado deuda más allá de la habilidad del Gobierno de repagarla y ha sufrido por décadas las consecuencias de mal manejo de las finanzas y la prestación de servicios públicos inefectivos. PROMESA se creó precisamente para responder a esta situación. La Junta tiene la encomienda de devolverle el balance fiscal a la Isla y lograr acceso a los mercados nuevamente. Estos mandatos requieren de muchos cambios de política pública y la implantación de cientos de medidas y reformas estructurales. El éxito para Puerto Rico, el fin del mandato de la Junta y el regreso al crecimiento económico y la esperanza son solo posibles con la cooperación inquebrantable del Gobierno de Puerto Rico.”