Centro Comprensivo de Cáncer de la UPR: en vías de convertirse en el primer centro oncológico designado por el NCI en Puerto Rico

Un sistema de salud de alta calidad es un elemento crucial del éxito económico. Es por eso que los Planes Fiscales y los presupuestos que la Junta de Supervisión ha certificado desde la promulgación de PROMESA han incluido inversiones significativas, sobre $400 millones, en la salud. El presupuesto certificado para el año fiscal 2024 incluye más de $100 millones para nuevas inversiones que van desde mejoras estructurales en las clínicas de cuidado urgente hasta la compra de equipos médicos y la instalación de sistemas de acondicionamiento y purificación de aire.

El Centro Comprensivo de Cáncer de la Universidad de Puerto Rico (CCCUPR) ha sido uno de los focos de las inversiones del Plan Fiscal. David Skeel, presidente de la Junta de Supervisión, y sus miembros Antonio Medina y Andrew Biggs visitaron recientemente el CCCUPR para dialogar sobre su progreso.

El CCCUPR se inauguró en 2018. Los costos de construcción y operación del CCCUPR se cubren con el presupuesto del fondo general del Gobierno de Puerto Rico desde 2004. Más recientemente, la ley 106-2015 exigía un financiamiento de $10 millones anuales desde el año fiscal 2017 hasta 2020. Desde 2021, el Plan Fiscal certificado por la Junta de Supervisión mantuvo el financiamiento de $10 millones anuales con el requisito de que el CCCUPR fuera autosuficiente en o antes del año fiscal 2024.

El Plan Fiscal también pone a la disposición del CCCUPR $10 millones adicionales al año durante los próximos siete años para contratar científicos y médicos científicos y así promover la investigación. En total, la Junta de Supervisión ha aprobado sobre $50 millones para grandes proyectos en el CCCUPR desde 2020, lo que incluye fondos destinados para equipos médicos especializados, con el propósito de que el CCCUPR pueda realizar más cirugías. El plan de negocios elaborado por el CCCUPR y exigido por el Plan Fiscal describe el objetivo del CCCUPR de realizar más cirugías al abrir además dos nuevas salas de operaciones. El presupuesto del año fiscal 2024 que la Junta de Supervisión certificó en junio incluye $3.5 millones para la compra del equipo necesario para abrir estas salas de operaciones.

En el año fiscal 2023, que finalizó el 30 de junio de 2023, el CCCUPR alcanzó dos metas cruciales: desarrollar una campaña para promover la detección temprana del cáncer y hacer conocer los servicios de salud ofrecidos en el hospital, y la implementación con éxito de la primera fase de un nuevo sistema de récord médicos electrónicos (EHR, en inglés) exigido por los Servicios de Medicare y Medicaid (CMS, en inglés) y los proveedores de seguros médicos. El EHR le permite al CCCUPR facturar a tiempo a los proveedores de seguros médicos, reducir los errores de facturación y aumentar los recaudos.

El CCCUPR también está trabajando para ser denominado como un Centro Oncológico Designado del Instituto Nacional del Cáncer, un reconocimiento que se ha concedido a 72 centros médicos de 36 estados y el Distrito de Columbia. Los Centros Oncológicos del NCI reciben financiamiento federal para brindar tratamientos de vanguardia a los pacientes de cáncer, mientras les permiten a los centros generar ingresos a través de la investigación oncológica y las subvenciones.

Obtener la designación federal formal no solo sería un gran logro para el CCCUPR y para Puerto Rico, sino que también acercaría al CCCUPR a financiarse con pagos de las aseguradoras en lugar de subvenciones gubernamentales. Según la Dra. Marcia Cruz-Correa, directora ejecutiva del CCCUPR, algunos hospitales con designación del NCI pueden cubrir hasta el 70% del costo de los servicios que brindan a los pacientes con el dinero generado a través de la investigación. Uno de los principales programas del CCCUPR, el Centro de Radioterapia, ya está generando millones de dólares anuales en ingresos.

En octubre de 2022, el CCCUPR comenzó a utilizar su robot quirúrgico da Vinci Xi que se adquirió con $2.6 millones provistos por el Plan Fiscal. Con este dispositivo, los cirujanos pueden realizar intervenciones complejas con mayor precisión mediante cirugías mínimamente invasivas. Esto no solo permite a los especialistas extirpar cánceres de partes del cuerpo de difícil acceso, sino que también causa menos daño al tejido que lo rodea y tiene un impacto significativo en el tiempo y la facilidad de recuperación de los pacientes. Las intervenciones oncológicas realizadas con el dispositivo en el CCCUPR ya sobrepasan las 200, y la utilización del robot supera el 90%.

“De hecho, fue la Junta de Supervisión y Administración Financiera quien asignó los fondos [para comprar el da Vinci Xi]. Era un sueño. Demostramos por qué era importante y se hizo”, dijo la Dra. Cruz-Correa. El presupuesto de la Junta de Supervisión para el año fiscal 2024 aprobó $3.9 millones para la compra de un segundo da Vinci.

“Me operaron en febrero en el MD Anderson [Centro Oncológico] de Texas”, compartió Medina, miembro de la Junta de Supervisión. “Es necesario contar con el equipo indicado, como el da Vinci, para realizar ese tipo de cirugías sin dañar el tejido sano, de modo que puedas volver a la normalidad. Espero que si alguna vez necesito otra operación, no tenga que salir de Puerto Rico”.

Varios hospitales poseen un robot quirúrgico, pero el CCCUPR es el único centro médico de Puerto Rico donde los médicos residentes pueden recibir adiestramiento con el dispositivo. Los estudiantes de medicina ya no necesitan salir de Puerto Rico para especializarse en el uso de los robots quirúrgicos, indicó el Dr. William Méndez, Catedrático de Cirugía del CCCUPR. La formación de los médicos residentes también es esencial para ayudar a mantener la acreditación de ciertas residencias médicas en el Recinto de Ciencias Médicas de la UPR.

Una vez que el CCCUPR obtenga la acreditación del NCI y el acceso a los estudios, los administradores esperan inscribir al mayor número posible de pacientes en ensayos clínicos respaldados por el NCI. Los pacientes que participen recibirían sus medicamentos libre de costo, reduciendo así el dinero que el Centro invierte en medicamentos.